jueves, 3 de abril de 2014

La financiación de las startups educativas

Leave a Comment

Hace unos días la revista de difusión tecnológica Techcrunch apuntaba que "en el primer cuatrimestre de 2014, las Startups educativas habían conseguido una financiación superior a los 500 millones de dólares". Se trata del año que más financiación han conseguido en la historia.

Estos 500 millones de dólares se han repartido entre 99 startups, y supone todo un récord. En 2009, 20 startups se hicieron con un montante de 64 millones de dólares. Es decir, en cinco años, las empresas relacionadas con la educación se han multiplicado por cinco, mientras que la financiación casi se multiplica por diez.

Es curioso observar, no obstante, que mientras en casi todos los países la crisis ha provocado recortes en educación, las compañías de capital riesgo apuesten de una forma tan decidida por las herramientas de las nuevas formas de enseñanza. Quizá una sea consecuencia de la otra: es decir, debido a la falta de fondos, son las empresas quienes lideran los cambios en materia educativa, relegando al sector público a un papel secundario.

Qué empresas educativas son las que más fondos recaudan.

Los inversores apuestan por startups educativas de casi cualquier tipo: tanto aquellas con vocación de llegar al estudiante final, como las que pretenden introducirse en el ecosistema educativo público o privado. Sin embargo, según parece son las segundas las que parten generalmente con más apoyo. Los programas para clases "K-12" (así es como en Estados Unidos denominan a los cursos de primaria y secundaria) son los que más aceptación tienen entre los inversores, siendo una de las ramas que más ha crecido en los últimos años. Estos programas generalmente van destinados a mejorar la eficiencia de las aulas y la experiencia de los alumnos.

Tal y como ya reflejamos en un post anterior en el que hablábamos sobre "Cómo serán las clases del futuro", hacíamos referencia a la necesidad, en los próximos años, de incorporar tecnología y nuevas herramientas a las aulas, hacia lo que se conoce como "aulas inteligentes". Son precisamente por tanto las empresas que se dedican a generar nuevos entornos y sistemas dentro de las clases físicas las que mayor financiación están logrando. En segundo lugar se situarían aquellas plataformas y herramientas integradas en la nube que permiten el desarrollo de cursos, lecciones y clases a los profesores, como Edmodo o Desire2Learn.

Por otro lado, cada vez es más usual encontrar repositorios web con contenido abierto y de pago para las clases. Propuestas como TeachersPayTeachers.com, una de las grandes "triunfadoras" en el actual entramado educativo basado en las TIC, con millones de compradores y millones de dólares de beneficio, están provocando que cada vez sean más los fondos de capital que invierten en este sector. En este caso, no solo se trata de empresas con soluciones tecnológicas, sino que los propios profesores son una parte fundamental del proceso de innovación.

En definitiva, podemos decir que cada vez las empresas dedicadas a la educación consiguen atraer más el capital de los fondos de inversión. Los recortes en los presupuestos públicos, la necesidad de incorporar nuevas tecnologías a la educación, y la propia exigencia de los estudiantes de una mejor adaptación de la metodología docente a la sociedad del Siglo XXI, están generando nuevas oportunidades de negocio.

Y tú, ¿tienes una idea que puede mejorar la educación?
Quizá sea el momento de apostar por ella.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada