lunes, 26 de agosto de 2013

Los badges en el aprendizaje a lo largo de la vida: conversación abierta

Leave a Comment
Badges, la nueva moneda de las credenciales profesionales.

Este es el título del MOOC que lanza el próximo 9 de septiembre de 2013, en inglés, Coursites by Blackboard.



Normalmente, cuando hablamos de credenciales profesionales, hasta hace bien poco estábamos refiriéndonos a títulos, certificados, diplomas, acreditaciones, etc., pero los badges parecen querer hacerse un hueco en esta lista, aunque aún no está claro si están aquí para quedarse o si tan siquiera podrán considerarse como un nuevo modo de acreditación profesional.

Pero empecemos por definir badge: símbolo o indicador de un logro, destreza, competencia o interés. 

Los badges son prueba de un aprendizaje adquirido en muy diversos contextos, dentro y fuera del aula, a lo largo de toda la vida, con carácter formal, no formal, social, académico. Proporcionan a grupos de profesionales, empresas, comunidades, centros educativos, colaboradores y otros tipos de aprendices, una imagen completa del conocimiento, las destrezas, y habilidades individuales de una persona, el camino que ha seguido para llegar a tener ese conocimiento, esas destrezas; la formación que tiene, las capacidades profesionales, en definitiva, lo que sabe hacer, aunque no esté acreditado de la manera tradicional, que parece ser la única válida en según qué contextos. 

Parece que estamos al comienzo del camino, y queda mucho trecho por recorrer. Sin embargo, se habla ya de un ecosistema abierto de badges que hará posible el reconocimiento de esas destrezas que uno adquiere de un amplio abanico de fuentes, pero que uno no puede demostrar con un “papel oficial”. 

A lo largo de la vida, un aprendiz amplía su conocimiento y sus habilidades en las redes sociales, en comunidades de aprendizaje, en claustros virtuales, creando un banco común de conocimientos, a través del e-learning, en la práctica diaria como profesional, mediante el diálogo colaborativo, enseñando a los demás y aprendiendo de los demás, compartiendo, etc., etc., pero a la hora de moverse en el mercado laboral, si no cuenta con una certificación oficial que lo acredite, no puede demostrarlo. Vivimos en un mundo digital donde hemos de tener competencia digital pero aún no se valoran las acreditaciones digitales.

Puede que los badges vengan a llenar este vacío y se conviertan en un modo de acreditar todo lo que las personas aprendemos a lo largo de la vida, después de haber terminado nuestra educación formal, ya que hay muchas habilidades que no se adquieren cuando uno está sentado en el aula tradicional, sino en el día a día de nuestras profesiones y ocupaciones, o por necesidad, por curiosidad, por deseo, por inquietud, por interés.

Este MOOC de seis semanas de duración, intenta explorar los badges como la nueva moneda de cambio en la creación de acreditaciones, una tendencia que está creciendo rápidamente para documentar el conocimiento, las destrezas y las habilidades de los aprendices a lo largo de la vida.

Todos los materiales del curso están disponibles en la propia plataforma. Como avance, puedes ver este vídeo, en inglés, que ofrece una visión general de lo que podemos esperar si nos matriculamos en el MOOC.




Enlaces relacionados

0 comentarios :

Publicar un comentario