martes, 30 de octubre de 2012

Nuevos pasos en la integración de los MOOC en la educación universitaria.

Leave a Comment
Mucho se ha escrito acerca de la potencialidad del modelo MOOC -o xMOOC, que es el que aquí nos ocupa- (1, 2, 3), pero ciertas dudas siguen acechando la nueva metodología educativa, y por encima de todas ellas está una muy concreta: ¿están las universidades listas para un más que probable despegue de los MOOC como forma reconocida de educación superior?

Phil Hill, en un artículo para el blog e-Literate, plantea puntos más que interesantes sobre el acercamiento de los centros de educación superior a la metodología MOOC, basados en el convenio firmado entre Anthioc University y Coursera, que pueden resumirse en:
- El pago de la Anthioc University a Coursera por los derechos de ofertar MOOCs de su plataforma (compuesta por más de 33 universidades) como créditos dentro de sus programas de grado, y con programas específicos para el movimiento de estudiantes.
- Facilidad para el movimiento de estudiantes entre las universidades que componen la comunidad de Coursera.
- La realización de un examen en las instalaciones de algún campus de la Anthioc University para conseguir las certificaciones.
Estas estrategias nos dan una clara muestra de cómo las universidades pueden aprovechar este tipo de cursos, llegando a integrarlos dentro de la formación reglada que hasta ahora se había mostrado reacia a deslocalizar las enseñanza.



Remarca el propio Phil Hill que este movimiento ha sido criticado duramente en algunos foros, ya que determinados colectivos han podido ver en esta estrategia un movimiento meramente económico. Sin embargo, termina el autor, el paso dado por Coursera no es sino la propuesta en firme de un modelo de educación masiva y libre económicamente sostenible, y que para ello debería cumplir los siguientes requisitos:

- El desarrollo de un claro modelo de negocios que contemplen la sostenibilidad del modelo. 
 - La emisión de badges o certificados que denoten calidad, y que puedan ser percibido por el alumno como algo valioso.
- Dotar al curso de un mayor valor añadido que eleve las tasas de finalización de los cursos.
- La autenticación de los certificados, de tal forma que puedan satisfacer a instituciones o empresas a la hora de ser requeridos.

En definitiva, si las instituciones están o no listas para el despegue de los MOOCs es algo que a día de hoy tiene menos importancia que el si están o no dispuestas a aceptar los cambios que augura la nueva metodología MOOC. Un mayor compromiso de cooperación y una mayor flexibilidad en las universidades serán vitales para el siguiente paso.

En UniMOOC somos conscientes de que ambos pasos ya se están dando. La participación de la Universidad de Murcia, Universidad de Cantabria, Universidad de Alicante, Universidad Internacional de Andalucía, Universidad Internacional Menéndez Pelazo, UNED y Universitat Oberta de Catalunya muestran una clara apuesta institucional por este movimiento.

Otros artículos relacionados.

0 comentarios :

Publicar un comentario