viernes, 21 de septiembre de 2012

Class2Go: la nueva plataforma de código abierto para MOOCs

Leave a Comment
Si hace unos días Google estrenaba su course-builder (del que ya dijimos que este MOOC sería uno de los pioneros en utilizarlo), ahora es la Universidad de Stanford la que se lanza a crear una plataforma de código abierto para generar cursos masivos en línea: Class2Go.

En una reciente noticia publicada en techcrunch.com se pone de manifiesto el elevado precio al que está llegando la educación más tradicional (con una deuda contraída por las familias de más de mil millones de dólares en Estados Unidos sólo en los cursos infantiles), de ahí que la educación online no solo empiece a observarse como una metodología que crece al hilo de las nuevas tecnologías... sino como una realidad necesaria para poder hacer frente al coste en la educación.

Los MOOCs son el más claro ejemplo de lo que se expone: una educación de calidad, con docentes y profesionales de prestigio, abierta, especializada y grautita. Y por ello no es de extrañar que las instituciones más importantes se hayan lanzado en esta dirección, ya no sólo en términos docentes (creando cursos), sino también dando el apoyo y soporte para que esta nueva forma de educar crezca y se consolide.



En el artículo al que nos referíamos, se considera a Stanford la gran emprendedora por excelencia entre el resto de instituciones educativas. Años de experiencia en la educación avalan a la Universidad, e incluso cuenta con un Vicerrectorado de Aprendizaje en Línea, para precisamente supervisar la integración de las nuevas tecnologías en la educación. Y ahora, vuelve a desmarcarse del resto generando una herramienta completamente libre y abierta, para que todo el contenido sume y pueda reutilizarse en nuevos cursos, e integrando otros servicios como Khan, Piazza o Youtube.

Se ha escrito que, dadas las facilidades creadas, los MOOCs pueden terminar por convertirse en una burbuja educativa, con miles de cursos compitiendo entre sí y alumnos sobrecapacitados. Igualmente también se ha leído que este tipo de cursos nunca podrán sustituir a cursos oficiales, o de postgrado, terminando por ser educación de apoyo. Realmente, estamos aun en una etapa demasiado primigenia como para hacer especulaciones, y solo el tiempo podrá determinar el verdadero camino de la educación, aunque de momento iniciativas como la de Stanford refuerzan, una vez más, una apertura de la educación a unos niveles nunca vistos.

Ver artículo completo en techcrunch.com

0 comentarios :

Publicar un comentario