martes, 28 de agosto de 2012

La calidad de los MOOC

Leave a Comment
Si hace unos días comentábamos algo tan polémico como la diferencia en la seriedad de los alumnos en cursos presenciales y online (medido en el tipo de trampas que emplean para copiar o aprobar sus cursos) (1 y 2), en esta ocasión hablaremos sobre la calidad de la enseñanza de los cursos a distancia refiriéndonos a un caso concreto: el de Udacity.

Si algo positivo tiene la revolución a la que asistimos desde el punto de vista educativo es, precisamente, la participación a nivel global tanto de estudiantes como de docentes. El problema que surge es, ¿cómo controlar la calidad de los cursos). Pues bien, hace unos días, la web Chronicle of Higher Education anunciaba que la plataforma cancelaba el curso "Logic and Discrete Mathematics", con había comenzado hace apenas dos meses, debido a que sus ponentes y materiales no seguían los mínimos de calidad estandar exigidos por Udacity.

El director del curso, Jonathan D. Farley, según el artículo, defendió su "agotador trabajo de recopilación y puesta en marcha del MOOC", aunque aceptó la cancelación del curso reconociendo no haber sido capaz de adaptarse al nuevo enfoque educativo, siendo ahora conscientes de que cada clase está dirigida a un público de -en este caso- 20.000 personas, cada una con un nivel diferente (a ello debe sumársele algún que otro problema técnico). Ello requiere una mayor preparación de las clases, así como diferentes enfoques para que cada problema pueda ser fácilmente comprendido, algo nada sencillo, y que no se había conseguido poner en práctica.

Este caso, indudablemente, nos lleva a plantearnos una reflexión: ¿serán todos los MOOCs cancelados ante una posible falta de calidad? Evidentemente no, y no sería difícil encontrar cursos con amplias áreas de mejora. Sin embargo, la aparición del gran número de cursos masivos que en las últimas fechas se viene dando (muchos de ellos rivales entre sí) está obligando a los creadores a esforzarse cada vez más por conseguir productos altamente competitivos, interesantes y realmente útiles.

En este nuevo panorama será únicamente el usuario, libre de probar y elegir, quien tendrá la última palabra para elevar un curso al verdadero estatus de masivo.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada