martes, 19 de junio de 2012

'MOOC': La gran idea que revolucionará la educación (2)

Leave a Comment
Tomémonos esta entrada como la continuación de la que escribimos el pasado 9 de Junio.
Gracias a los muchos profesionales y emprendedores que apuestan por esta nueva forma de educación, cada vez tenemos más contenidos interesantes en la red, y resulta muy importante observar hacia donde dirige cada uno de ellos su punto de vista.

En esta ocasión nos hemos detenido en el post de George Siemens, autor del libro Conectivismo: una teoría de la enseñanza para la era digital y creador de cursos abiertos sobre enseñanza en la sociedad de la información, titulado "El futuro de la educación superior y otros imponderables".

Como decíamos, el tema de la revolución de la educación, o del papel que jugarán los cursos masivos en las nueva metodología de la enseñanza ya han sido en parte tratados, por lo que queremos quedarnos con algunas otras ideas de G. Siemens.

Para empezar, destaca, los educadores no son quienes están dirigiendo los cambios. Como ya criticamos, no existe una adaptación de las posibilidades de la tecnología actual en la enseñanza, anclada en un modelo seriamente anticuado. Ni siquiera las universidades han sabido desarrollar la capacidad de integrar todas las posibilidades de red que nos ofrecen las nuevas tecnologías.

Sin embargo, diversos emprendedores, generalmente alejados del mundo académico, han tomado el mando, y han visto en el mundo de la enseñanza una gran salida a sus productos.


No vamos a entrar de nuevo en el tema de la viabilidad económica de la enseñanza actual, analizado en "Tecnología, educación y sostenibilidad económica", sino en algo más profundo: la supervivencia de la universidad como idea. G. Siemens cita a Peter Drucker, quién en 1997 expuso:

"En treinta años, los grandes campus de las universidades serán reliquias. Las universidades no sobrevivirán (...). Unos gastos cada vez más altos para las familias, sin que ello signifique una mejora en la enseñanza impartida denotan el agotamiento del modelo. La educación superior está en una profunda crisis".

Quizá esta reflexión sea más acorde a países donde exista una gran diferencia entre la educación pública y la privada... o no. En España estamos siendo testigos directos de qué suponen los recortes en la educación (menos profesores, más alumnos por aula, tasas más elevadas, reducción de becas,...), y nuestro caso se extiende por toda Europa. Si a ello le sumamos el difícil acceso laboral de los graduados al mercado de trabajo, obligatoriamente nos hace replantear el modelo educativo. ¿Quién querría gastar los ahorros de toda una vida en un producto que no garantizan que vaya a funcionar?

Ante este panorama, la enseñanza abierta, como ya se expuso, democratiza la educación, supone un ahorro en las arcas públicas, e impulsa las habilidades de los estudiantes, especializándolos en las áreas donde entienden que pueden desempeñar un mejor papel en el mercado de trabajo. ¿Qué más podemos pedir?


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada