miércoles, 13 de junio de 2012

La búsqueda de rentabilidad de los MOOCs: el gran valor para los estudiantes

Leave a Comment
Plantear una educación abierta y gratuita supone numerosas cuestiones, dado su aspecto revolucionario.
Una vez superadas las dudas acerca de su capacidad (con millones de estudiantes ya matriculados) y de su calidad (con universidades como Stanford, Harvard o el MIT apostando claramente por esta metodología), todos los puntos de mira se dirigen a cómo rentabilizar la puesta en marcha de estos cursos.

Los inversores en Estados Unidos sí parecen confiar en este tipo de educación, tal y como se desprende del artículo de Steve Kolowich "How will MOOCs Make Money?". Los fondos destinados han permitido crear asociaciones, plataformas y cursos de calidad. Ahora llega el momento de plantear modelos de negocio sostenibles.

A pesar de tener una estructura low cost y de que el coste marginal por alumno es prácticamente nulo, el desembolso inicial suele ser muy elevado. La situación ideal es que todos los estudiantes adquieran sus acreditaciones como medio de financiar el curso, o al menos un volumen suficiente como para poder sufragar el gasto inicial. Sin embargo, el carácter "libre" de los cursos no garantiza esta solución.


La alternativa más viable entonces es la de gestionar la inserción de los trabajadores en el mundo laboral. Udacity ya ha sugerido que podría funcionar como un cazador de talentos, recomendando a las empresas a sus mejores estudiantes certificados, y recibiendo un canon por cada contratación. Esta fórmula, si bien no está muy implantada en España, sí es una estrategia muy difundida y lucrativa en los países anglosajones.
El funcionamiento es simple: aquellos estudiantes certificados (es decir, aquellos con los que se cuenta información) pasan a formar parte de una base de datos que servirá para dar respuesta a las necesidades específicas de las empresas. Cuando éstas requieran trabajadores, la administración del MOOC pondrá a su disposición aquellos nombres que mejor correspondan con el perfil. De esta forma, empresas (que contratan a verdaderos talentos con un perfil especializado), estudiantes (que observan como su esfuerzo puede conducirles a puestos de trabajo bien remunerados) y el MOOC (que obtiene la financiación necesaria) salen reforzados, generando sinergias realmente valiosas.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada